1956-1958. Movimiento Revolucionario Magisterial

MovMagisterial

El Movimiento Revolucionario Magisterial tuvo como catalizador la demanda de mejores condiciones materiales de vida; sin embargo, al igual que en la mayoría de las luchas de los trabajadores, yacía un objetivo de mayor envergadura: la democracia sindical. Las dirigencias sindicales de los cincuenta del siglo XX, al igual que en otras décadas, mantuvieron como rasgo recurrente un funcionamiento vertical alejado de los intereses genuinos de sus agremiados y, en cambio, apegado a los del Estado mexicano posrevolucionario. El sector magisterial no escapó a esta condición.

La organización de los maestros, como en la mayoría de los sectores, se remonta a luchas de mayor tradición. El antecedente más notorio para el caso del Movimiento Revolucionario Magisterial, más no el único, lo constituyeron las manifestaciones y asambleas convocadas por el Comité Ejecutivo de la Sección IX durante el primer semestre del año 1956 para exigir a la Secretaría de Educación Pública (SEP) un aumento salarial del 30%. Sin embargo, en el marco de una práctica recurrente de la época, los sectores oficiales del sindicato y la SEP acordaron un aumento de apenas el 14%.

En respuesta, en julio del mismo año, el sector democrático conformó un nuevo comité y un nuevo pliego petitorio para exigir, entre otras demandas, un 40% de aumento salarial y un servicio médico digno. No obstante, la corriente oficialista del sindicato contrarrestó al movimiento: el secretario general, Enrique W. Sánchez, desconoció la comisión y el pliego petitorio. En esta coyuntura sale a la luz la demanda que aglutina a esta lucha y a las otras del sector de los trabajadores: la democracia sindical. Sin el logro de esta condición, el resto de las exigencias tendrían pocas probabilidades de alcanzarse.

Durante 1956 y 1957 los maestros no cesaron en su organización independiente para alcanzar mejorías en sus condiciones laborales y de vida. Como resultado, en septiembre de 1958, el Comité de Lucha pro Pliego Petitorio y Democratización de la Sección IX se convirtió en el Movimiento Revolucionario Magisterial. Éste, en el ambiente generalizado de protesta de estudiantes, ferrocarrileros, telegrafistas y petroleros, fue también protagonista de nutridas movilizaciones que cuestionaron al sistema corporativo del Estado y a la antidemocrática burocracia sindical.

En el clima nacional de protesta y en el ambiente internacional de la Guerra Fría, el Estado mexicano no permitió la democratización de los sindicatos. En el caso del Movimiento Revolucionario Magisterial, junto al insuficiente aumento salarial de 18%, sus manifestaciones fueron reprimidas, sus dirigentes encarcelados acusados de disolución social y muchos de sus integrantes maestros cesados de sus puestos de trabajo. A pesar de ello, la vocación democrática del Movimiento Revolucionario Magisterial continuó presente en las luchas democráticas del sector magisterial.

MovMagisterialII

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s